El Parque Nacional Doñana, el paraíso de la observación de aves

Observación de aves

Unas vacaciones en Andalucía nos llevan hacia paraísos naturales de enigmática belleza y cuya visita es una experiencia increíble. Desde el El Cortijo – 30º hotels te llevamos por uno de los destinos de observación de aves más hermosos del mundo: El Parque Nacional Doñana.

La reserva natural Doñana es uno de los destinos más codiciados del mundo para la observación natural de aves. En este rincón andaluz convergen aves europeas y africanas en un espacio donde conviven en un marco natural único en el mundo.

Doñana: La encrucijada migratoria de las aves Euro-Africanas

La reserva natural Doñana es el pulmón vegetal más destacado de la península ibérica y el humedal más grande de Europa. Sus cálidas marismas son el lugar de descanso de miles de especies de aves en su paso migratorio entre Europa y África.

Esta ubicación estratégica de aguas poco profundas y con la mayor riqueza de peces, insectos y frutas, convierten al parque en un Edén para las aves. Desde la señorial cigüeña y el elegante flamenco hasta pequeñas tórtolas y alondras, Doñana tiene una de las mayores concentraciones de aves en el continente.

Esta condición natural y unos paisajes que quitan el aliento hacen del parque uno de los lugares de observación de aves más codiciados del mundo. Amantes de las aves y la naturaleza visitan cada año Doñana para dejarse maravillar por un espectáculo natural incomparable.

Un atardecer en las marismas brinda un caleidoscopio de naranjas rojizos y amarillos que contrastan con la intensidad del azul celeste. El agua, como un espejo infinito brinda imágenes que quedan en la memoria de los visitantes de manera imborrable.

El parque tiene una extensión de más de 500 km2 y es una de las reservas más protegidas del continente. Esta protección obedece a que el parque se considera la columna vertebral del ecosistema ibérico y el hogar de especies en peligro de extinción.

Además, las marismas y los bosques del parque son el lugar de cría de cientos de especies de aves que eligen este espacio para reproducirse. Como eslabón fundamental en la cadena ecológica europea y africana, la reserva es el hogar del lince ibérico, el águila imperial y la tortuga mora. Estas especies claves en el ecosistema del parque están en serio peligro de extinción.

¿Qué hacer y dónde dormir para visitar Doñana?

Visitar el parque nacional Doñana y hacer observación de aves desde sus puntos estratégicos es una experiencia idílica. Con visitas guiadas a Doñana en grupos, solitarias o en pareja, se pueden observar las aves en su hábitat natural.

En una visita memorable podrás recorrer los bosques de alcornoques, pasear entre los pinos piñoneros y los alrededores de las marismas. En una sola visita podrás observar diferentes aves acuáticas, zancudas y arbóreas que conviven en el parque como en ningún otro lugar.

Las visitas a Doñana pueden programarse para el amanecer o el atardecer, las horas de mayor actividad de las aves y cuando el clima es perfecto. Además, la salida y puesta de sol ofrece un marco lumínico ideal para el mejor recuerdo de tus vacaciones en Andalucía.

La mejor opción para viajar a Andalucía y visitar el Parque Nacional Doñana es alojarse en un hotel en Matalascañas. A menos de 5 minutos de la entrada del parque, las visitas guiadas pueden partir y llegar desde el El Cortijo – 30º hotels.

Ubicado en un auténtico cortijo andaluz y con la mayor oferta de servicios de la región, el hotel Cortijo en Matalascañas es un destino de ensueño. En un solo lugar puedes recorrer una de las mejores playas de Andalucía, visitar a El Rocío y por supuesto, conocer el parque nacional Doñana.

Menú